Día de los enamorados: Construir AMOR

La verdad es que este día me desconcierta, creo que la mayoría de las veces no lo celebro con mi pareja, pero debo reconocer que siempre espero secretamente algún gesto, aunque injustamente yo decida no hacer ninguno por él. ¿Qué pasa con el día de los enamorados que de repente le quitamos importancia? ¿Será algo que ya ha sido demasiado comercializado? ¿Será que el “estar enamorado” es solo privilegio de algunos?. Es como si algo cursi se escondiera detrás de esta celebración, y entonces nos diera pudor celebrarla. Nos quedamos en la comodidad de pensar que esto es solo comercial, y finalmente un día más. ¿Lo es realmente? La verdad es que sí, es un día más como cualquier otro. Sin embargo, es un día que te entrega la posibilidad explícita de hacer algo por ese otro que amas y te ama, sin olvidarnos de que esto debería ser una tarea de todos los días…pero ¿realmente nos damos ese tiempo de conectar con nuestras parejas TODOS los días?.

Creo que parte de lo que me confunde es la palabra “enamorados”, no se si es la edad, pero claramente mi visión del amor ha cambiado a través de los años. Hoy asocio el estar enamorado solo a una etapa del amor, esa etapa donde sientes mariposas en el estómago y miras al otro como LA única persona que puede hacerte feliz en este mundo y entonces….¡celebras el día de los enamorados!. Para mi, el estar enamorado ya es historia, porque hoy elijo y construyo amor todos los días, hoy elijo a ese otro conscientemente y apuesto por él, aunque las distintas etapas de la vida nos hayan cambiado profundamente. Hoy lo elijo no porque sea el único que pueda hacerme feliz en este mundo, sino por la historia que hemos construido, por nuestro aquí y ahora, felices y conectados, a ratos también desconectados y distantes. ¿No se trata de eso el verdadero amor?.

Hoy he cambiado mi mirada del amor, antes pensaba que éste se daba espontáneamente y tenía que perdurar solo por ser amor. Hoy lo veo como una decisión: la decisión de sostener y trabajar por construir una relación profunda, incondicional, cómplice, llena de cariño y conexión, sin olvidar que a ratos pasa por momentos de ajuste, crisis y distanciamiento. Ya no creo en estar “enamorados”, porque pareciera que estar enamorados es algo que se da orgánicamente y por naturaleza, y que implica un felicidad eterna, sin baches en el camino, que son los que permiten el crecimiento. Hoy creo en aprovechar la oportunidad de “construir amor”, y que el amor no basta, sino que necesita de miles de gestos, cariños, peleas, confianza, respeto, conexión y desconexión para que este ocurra, crezca y nos haga elegir a nuestra pareja una y otra vez, por aquello que hemos decidido construir juntos.

Yo este año decidí conscientemente “celebrar” este día, eligiendo hacer un solo gesto que hiciera que mi marido se sintiera especial. Deseche todas mis trampas mentales de cursilería y decidí escribirle algo que me tenía guardado hace una semana, pero que lo había dejado pasar, simplemente porque a ratos lo cotidiano nos come o a veces nos da pudor dar las gracias explícitamente por esos gestos que el otro hace por nosotros. Hoy quise agradecerle por elegirme y querer seguir construyendo este amor todos los días, porque cada día es una decisión, cada pelea o alegría es un volver a querer conectarse y hablar para reparar o vivir, simplemente para seguir construyendo.

Mi invitación hoy, es no reducir nuestra mirada del amor a estar enamorados. Pienso, que eso nos lleva a quedarnos solos con nuestras expectativas incumplidas, a cuestionarnos si el otro es para mi y finalmente a abandonar la tarea de mirar el amor como una relación profunda, de conexión y desconexión, donde decidimos volver estar ahí y elegirnos día a día.

Sue Johnson, autora del libro “Abrázame Fuerte”, plantea que el amor es un proceso constante de sintonizar con el otro, conectar, a veces perderse y no leer las claves del otro, desconectarse, para poder reparar y volver a conectarse aún más profundamente. Es una danza de encontrarse y distanciarse; para volver a reencontrarse de nuevo, minuto a minuto y día a día. ¿Alguno aún cree en el enamoramiento? ¿o están dispuestos a construir su amor?.

Tomemos este día, cotidiano y simple, uno más, como una invitación explícita a hacer algo diferente por aquél que amamos. Ojalá esa iniciativa perdure para recordarnos que no necesitamos un día en especial, sino que podemos hacer algo distinto por el otro cualquier día, a cualquier hora y en cualquier momento.

Quizás ustedes son de los que no esperan secretamente como yo, pero puede que alguien lo espere de ustedes. ¿Y que más da poder elegir solo un gesto y entregárselo gratuitamente a esa persona con la que hemos decido construir amor sin tanta espera y expectativa a cambio? Finalmente en esta danza de conectar y sintonizar con el otro, podemos decidir hacer o decir algo distinto a lo cotidiano, hacerlos sentir especial, y elegir seguir construyendo ese AMOR.

María José Lacámara

@joselacamarapsicologa

joselacamara@gmail.com

4 comentarios en “Día de los enamorados: Construir AMOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s