¡Seamos felices!: aquí y ahora

Definitivamente si hablamos de la felicidad nos damos vuelta en mil conceptos, palabras e ideas que se vuelven bastante efímeras. En este día internacional de la felicidad, dan ganas de pensar de qué estamos hablando realmente. ¿Cuánto de eso que realmente creemos que es la felicidad está dado por nuestras vivencias?, ¿cuánto finalmente depende de nuestra manera de mirar y vivir las cosas del día a día? Todos queremos ser felices, y creo que gran parte del problema es que no logramos darnos cuenta, que estamos siendo felices hoy. Disfrutar aquellos momentos alegres es la clave, porque ¿Cuánto de esa felicidad finalmente reside en el día a día?, es de esos pequeños momentos de nuestra vida la que la hacen una vida especial y con sentido.

woman-570883_1920

¿Cuándo comenzamos a perdernos en este concepto? ¿Cuándo empezamos a sentir que nada tiene sentido? ¿Qué nuestra vida esta vacía? ¿Qué no llegamos a esa felicidad que esperamos que llegue? Soy una convencida que nos perdemos una vez que vemos esa felicidad como algo inalcanzable, cuando nos ponemos metas irreales, cuando creemos que si cumplimos un objetivo en específico seremos felices. Cuando pensamos que nuestra felicidad solo se trata de cumplir metas, de obtener logros, de adquirir bienes materiales, o de convertirnos en una persona que no soy yo misma, esa felicidad comienza a esfumarse. Se esfuma tan rápido, que ya ni siquiera podemos darnos cuenta de que todo eso que me hace feliz, ya está pasando y no estoy logrando verlo o disfrutarlo.

grimace-388987_1920

Ser feliz es una actitud de vida, ser feliz es estar claro y convencido de que todos los días nos entregan pequeños momentos de felicidad y es que si soy capaz de disfrutarlos, me vuelvo una persona contenta, alegre, agradecida y por ende más feliz. Martin Seligman, el padre de la psicología positiva, nos entrega estudios claros que muestran que es lo que nos hace más felices. Pequeños y grandes gestos con el otro nos ayudan a sentirnos felices, agradecerle a alguien por eso importante o tierno que hizo por ti, agradecerle a la vida por esos regalos diarios y pequeños, despertarse sonriendo y pensar cada noche esas situaciones o cosas que pasaron en el día y que te hicieron feliz, son solo algunos de los tantos ejercicios que nos hacen ser felices, que nos ayudan a darnos cuenta que estamos siendo felices en el aquí y en el ahora. Si esperamos por esa felicidad absoluta, solo viviremos en un no darse cuenta de lo que si tenemos, todo se vuelve vacío, sin sentido y no suficiente. Para sentirnos felices debemos desafiarnos día a día a encontrar eso que me hace feliz, eso que me ayuda a mantenerme contento, alegre y que hace florecer mi mejor yo interno.

farmer-540658_1920

Detenerse en el otro, y ser amable hace que uno logre sentirse mejor con uno mismo. Vivir conectado con ese otro que me rodea, me hace sentir una persona valiosa, pasas a ser alguien bueno para el mundo y eso sin duda logra hacernos sentir ese bienestar. El poder entregar amor al otro, aún si este no me lo ha pedido explícitamente, invita a recibir cariño incondicional de aquellos que nos rodean en el día a día, nos sentimos queridos y acompañados en la vida, sabemos que podemos contar con nuestras personas y eso nos hace más felices. Lograr mirar nuestras cosas buenas y no criticarnos por lo que hacemos o dejamos de hacer, ser caritativos con nosotros mismos, igual como somos con el mundo que nos rodea, sin enjuiciarnos de sobre manera, nos hará valorarnos y querernos como personas, eso nos hará sin duda sentirnos felices. Y por supuesto nunca nos olvidemos de reírnos, reírnos de la vida, de nosotros mismos, de nuestra pareja, reírnos de lo que nos pasa y ponerle humor a nuestras vida, finalmente hasta los momentos más difíciles y duros podemos enfrentarlos desde el humor, con el cariño del otro y sabiendo que todo en esta vida esta para hacerme una mejor persona, una persona feliz.

aron-920236_1280

La vida nos va torciendo esta sensación de felicidad, va nublando la mirada a eso que queremos y no tenemos y que supuestamente nos hará felices en el futuro cuando lo obtengamos. Si vemos a nuestros niños podemos darnos cuenta de cómo son felices con tan poco, un simple abrazo, un te quiero mucho, una mirada de orgullo, un andar en bicicleta juntos, un escuchar eso que les pasó en el día…..ellos vienen cargados de esa capacidad de disfrutar y ser felices en el día a día. Ayudémoslos a mantener esa mirada, a dar las gracias por todas esas cosas buenas que pasaron en el día, a ser empáticos y generosos con el otro, sin duda esto los llevara a sentirse felices y no “buscar” una felicidad que finalmente la encontramos en el aquí y en el ahora. Y nosotros por otro lado, contagiémosnos de ese disfrute de niño, de esa generosidad infinita que tienen y que nos enseña que siendo libres, agradecidos, preocupados por el otro y simples, seremos finalmente personas felices hoy.

María José Lacámara

joselacamara@gmail.com

2 comentarios en “¡Seamos felices!: aquí y ahora

  1. Pia dijo:

    Muy muy cierto Jose!!!
    Yo soy feliz y he aprendido en el camino de la vida q he tenido mas de lo q esperaba, por eso hoy gozo cada segundo como si fuera el ultimo…gracias!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s